Blogia
Impronta en las dunas

La lluvia tenía tus ojos.

    Llovía muerte y yo desnudo. Me desperté empapado. Te llamé pero estaba solo y el silencio me arropaba con ternura, con la perversa ternura de tu mirada. La lluvia tenía tus ojos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

2 comentarios

Robert -

Ya me he puesto al día, sin prisas y degustando lentamente el sabor de ésa lluvia, quizás ojerosa...La brevedad es éste caso es sinónimo de contundencia. Excelente.

Abel German -

Un breve pero fulgurante texto. Tiene la propiedad de dejar, con pocas palabras, una huella. ¿Amor? ¿Desamor? ¿La vida? Ahí están el misterio y la luz de la poesía. Tanto en tan sólo 32 palabras. La proeza de la poesía. Del poeta.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres