Blogia
Impronta en las dunas

Tierna singularidad.

    dije y concurrieron enjambres de adjetivos

    eran tantos, tan brillantes

    que empezaste a diluirte en ellos

    Me asusté

                     temí perderte

    - ¡Tú, eres tú!- grité

    Retomaste la luz en la que te reconozco

    Una tierna singularidad

    con tenues trazos de amargura.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Abel German -

Este, como otros muchos que escribes, es un poema de amor, lo que ya es interesante por ser el tema eterno de la poesía y, por lo mismo, ser un gran desafío. Pero es un poema de madurez, tanto poética como existencial. De ahí ese dulce aroma de nostalgia, de tristeza, de persistencia. En parte ésa es su "tierna singularidad". Ésa: que pese a su brevedad hay todo un universo detrás. Como una pequeña puerta abriéndose a un mundo que hay que imaginar.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Robert -

Después de un tiempito perdido por razones "técnicas" otra vez vengo por aquí y me pongo al día. La brevedad profunda, la prefunda brevedad, dá igual cómo decirlo...cualquiera de las dos tiene aquí un templo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres