Blogia
Impronta en las dunas

Memorias prescindibles 1.

    Hay una desdicha de trenes y esperas en mi memoria. Un olor a óxido que trasciende y se acomoda en mí prescindiendo de la metamorfosis. Olor petrificado. Andenes nocturnos poblados de cansancio y desaliento. Una extraña fe reptando por los rieles en madrugadas interminables. Un viajar inmóvil por el desespero y sus variantes. Ronquidos, susurros, romances inesperados. Estrellas entrevistas a través de las bombillas esporádicas. Cuerpos, muchos cuerpos. Lo inevitable de un viaje a ninguna parte: mi presente.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

Abel German -

El trabajo de la memoria. Un curioso balance que conduce a una especie de frustración que puede ser (paradójicamente) positiva. "Ninguna parte" como sinónimo de presente me sugiere un sitio de nuevas búsquedas. La necesidad de no detenerse. Aunque sea para seguir en el camino por seguir en el camino.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres