Blogia
Impronta en las dunas

Tócame.

Tócame.

    Un tranvía  en los sueños compartidos con  inexplicables esperas. Metamorfosis  con tonos disipables. Un estío sin nada y con todo. La verdad con su ropaje de vacío, las cigarras  agonizando con el pasado  en la rotura del polvo. Mis ojos aburriéndose de mí. La noche después o siempre la noche. La luz es un maquillaje de  ausencias cuando el tacto se ha apagado. Y tú tan cerca que resultas inalcanzable.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Abel German -

De nuevo escribes un poema extraño. ¿De amor? Esa ambigüedad hace que el texto sea más humano. Más real. Deja un sabor de verdad que no se puede cambiar (ni el sabor, ni la verdad).
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres