Blogia
Impronta en las dunas

Aviso para peregrinos.

    Mientras las dunas se mudan, el peregrino del desierto no sabe en que instante puede convertirse en extranjero o cuando se encontrará un dromedario solo  regresando por las invisibles huellas de su extinta caravana. Ajenos a las fronteras se limpian con la abrasiva caricia de las tormentas de arena, los huesos del sueño extraviado.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Abel German -

Es un poema impresionante. Esa advertencia de que aún cuando somos peregrinos en el desierto un día podemos perder la carabana y convertirnos en extranjeros dentro de esa ya extrañeza que es el moverse en ese desierto. Un poema inquietante. Y verdadero. Gracias, poeta, por ello.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres