Blogia
Impronta en las dunas

El Maestro Pavesa

    Andestdi se encontró con un espejismo  en forma de Maestro ¿qué cuál es esa forma? La que toman las respuestas cuando deciden adoptar una figura humana. Estaba allí entre las dunas y de todas las sed posibles de Andestdi, una de las más punzantes es la de la verdad. Cuando uno la busca, a veces no repara demasiado en la naturaleza del Maestro.  Por eso se dirigió al anciano y antes de que le pudiera decir nada, este le dijo:

    Si buscas la verdad, ante todo no me hagas preguntas, sin ellas te responderé. Diga lo que diga, no prestes atención a mis palabras, sino a los silencios que las unen.

    Eso dijo y se volvió pavesa.                                                           

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

Abel German -

En este texto Andrés nos viene a decir algo muy importante: la verdad está en nosotros mismos. Su búsqueda es un acto solitario. Un acto en el que el maestro siempre termina en pavesa. O, por lo menos, con la sencillez de otras veces, nos hace reflexionar sobre los guías o maestros de la verdad que en el mundo habitan. Y eso se agradece.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres